Desde mediados del año 2016 el Partido Independiente  del Uruguay ha manifestado, en repetidas oportunidades, su creciente preocupación por el grave deterioro de la situación política, económica y social en la hermana República de Venezuela.

La  MEN se ha pronunciado públicamente contra 1) el no reconocimiento de los poderes de la Asamblea Nacional (Setiembre de 2016); 2)  la suspensión del Referéndum Revocatorio (Octubre de 2016); 3) la usurpación de poderes de la Asamblea Nacional por parte del Tribunal Supremo de Justicia (Diciembre de 2016); 4)  la instauración de una Asamblea Nacional Constituyente (Mayo de 2017);  5)  la pretensión de adelantar las elecciones presidenciales ( Febrero de 2018) y 6) el acto electoral del 20 de Mayo 2018 que consideró nulo y carente de valor.

Para el Partido Independiente del Uruguay  el ejercicio de la Presidencia de Venezuela por parte del dictador Maduro es  ilegítimo y en consecuencia también lo es el resultado de las recientes elecciones legislativas del 6 de Diciembre de 2020. Las irregularidades de esta supuesta consulta al pueblo venezolano son tantas  que no corresponde dignificarlas con un comentario. Acudieron a la farsa electoral  menos de la tercera parte de los ciudadanos habilitados para votar.

El Partido Independiente toma nota con satisfacción de que la Cancillería del gobierno de la República ha marcado su condena a la conducción de estas elecciones, retomando un camino de exigencia en esta materia que nunca debería haber abandonado.

Llamamos una vez más a todos los gobiernos  de la América Latina y el Caribe a ejercer presión sobre el régimen dictatorial  para que abandone un poder que no le pertenece  y permita el retorno de la democracia a Venezuela.

A %d blogueros les gusta esto: