El Partido Independiente del Uruguay ya expresó públicamente, el 5 de mayo de 2021, su preocupación ante la destitución de los miembros de la Sala de lo Constitucional del Poder Judicial y del Fiscal General por parte del Presidente de la República de El Salvador Nayib Bukele. La autonomía del Poder Judicial y el estricto respeto de la Constitución son elementos esenciales de un Estado democrático.

Los nuevos miembros de la Sala de lo Constitucional se han pronunciado favorablemente respecto a la posibilidad de que el Presidente en funciones pueda ser reelecto una vez culminado su mandato. Tal decisión, ya transmitida y aceptada por el Tribunal Supremo Electoral, contradice la disposición constitucional que expresamente prohíbe la reelección inmediata del primer mandatario en ese país.

En momentos en que los países demócratas de América nos preparamos a celebrar los veinte años de la Carta Democrática de la OEA, esta iniciativa constituye un indeseable y peligroso precedente para las democracias liberales republicanas de nuestra región.

A %d blogueros les gusta esto: