Andrés Carrasco, Diputado del Partido Independiente por el Departamento de Maldonado, envió una carta al Intendente de Maldonado, Ing. Agr. Enrique Antía, donde pide que el Gobierno Departamental no otorgue ningún permiso a la empresa hasta tanto se instale una mesa de diálogo, para establecer las reglas claras de lo que se va a ser y se brinden las garantías necesarias de los compromisos asumidos.

En su misiva el legislador establece que los vecinos de la zona se han opuesto al plan previsto en la zona y que nunca han sido escuchados sus reclamos por parte del Gobierno Departamental.

Con respecto al inversor, son continuas las marchas y los cambios de planes, primero reciclar el hotel y ahora lo quiere demoler, nos llama poderosamente la atención que quién pretende invertir U$S 450.000.000, no tenga claro si es necesario demoler o se puede reciclar el edificio antes de anunciar esa importante inversión.

En otra parte de la carta, se establece que la Junta Departamental aprobó la excepción con determinadas pautas que no eran ciertas, siempre se informó que el Hotel se iba a reciclar y se hablaba que iba a contar con un Casino, lo cual en ese momento no era cierto, ya que en un pedido de informes que realizó Andrés Carrasco al Ministerio de Economía y Finanzas, se le informó que no hay ningún trámite iniciado por un particular para la instalación de un casino en el departamento de Maldonado.

Además el legislador establece que hay que tener en cuenta la reglamentación vigente, que establece que se debe realizar un llamado a Licitación para el otorgamiento de licencias de casinos y además hay que tener en cuenta que una futura licencia de casino privado no vulnere el contrato de exclusividad que tiene firmado el Estado con la empresa Baluma S.A., propietaria del Hotel Enjoy.

Finalmente Andrés Carrasco en su misiva al Intendente Enrique Antía solicita que instale rápidamente una mesa de diálogo, a efectos de dar claridad al tema y certeza y garantías sobre qué proyecto se va a llevar a cabo en el predio donde funcionó el Hotel San Rafael.

Maldonado, 14 de enero de 2019.

Señor Intendente de Maldonado.

Ing. Agr. Enrique Antía

Presente

De mi mayor consideración:

                                    Quien suscribe por la presente, Andrés Carrasco, legislador por el Departamento de Maldonado, solicita al Sr. Intendente la suspensión temporal del otorgamiento de permisos de construcción a la empresa propietaria del predio donde funcionaba el Hotel San Rafael y propone la instalación de una mesa de diálogo con todos los actores involucrados, a efectos de llegar a puntos de acuerdo antes de concretar la posible inversión en dicho predio.

Los siguientes considerandos motivan esta solicitud:

  1. Los vecinos del barrio San Rafael y de Punta del Este en general no han sido escuchados en relación a los reparos que tienen con respecto a la refacción del antiguo hotel y a las construcciones propuestas en dicho predio. Por lo cual apelamos a velar por los derechos individuales de cada ciudadano tal como marca la normativa vigente.
  • Es notoria la falta de claridad con respecto a la obra prevista y los constantes cambios que anuncia por la prensa el inversor. En relación a este tema, el inversor solicitó la excepción con el fin de reciclar el viejo hotel y en base a esa idea es que la Junta Departamental la aprobó. Pero ahora, quien va a invertir U$S 450.000.000 se da cuenta de que el edificio no es reciclable y pretende demolerlo para construir uno de similares características. De esta manera quedarían sin efecto los motivos que habilitaron la excepción, ya que lo que se buscaba originalmente era preservar el edificio.
  • En lo que refiere a la instalación de un casino privado, en el Considerando III) de la Resolución del Intendente Departamental de Maldonado Nro 05638/2018, por la cual se envió a la Junta Departamental de Maldonado la solicitud de viabilidad del nuevo proyecto para el Hotel San Rafael, la Dirección General de Planeamiento expresa: “El gestionante no propone la simple reconstrucción del Hotel con el agregado de un emprendimiento inmobiliario similar a los ya existentes en la zona, sino que proyecta la ejecución de una infraestructura turística de alto nivel compuesta por Sala de Convenciones, Teatro, Casino, Spa, Centro Comercial, Gastronomía y la transformación del hotel en un moderno establecimiento del más alto nivel”. Al parecer, el gestionante daba por seguro que iba a contar con la licencia de casino y así se lo trasmitió al Gobierno Departamental. Pero esto no era cierto, ya que no existía ningún trámite ante el Gobierno Nacional para el otorgamiento de una licencia de ese tipo. Como respuesta a un pedido de informes que realicé al Ministerio de Economía y Finanzas, en el cual consulté si existía algún trámite por parte de algún privado donde se solicitara dicho permiso, se me aclaró desde el propio Ministerio que no existía ninguna gestión para la instalación de un casino en el Departamento de Maldonado. En este tema es necesario tener en cuenta lo que establece decreto 588/975, en el cual se reglamentó el mecanismo de explotación del juego por medio de concesiones a particulares. Entre otras disposiciones, dicho Decreto estableció que el otorgamiento de licencias de casino privado deberá ser realizado mediante una Licitación Pública solo a establecimientos hoteleros de lujo, con categoría internacional, con un mínimo de 200 habitaciones, salón de conferencias, restaurant y bar, piscinas y sala de baile. Estos establecimientos deberán ofrecer las comodidades y servicios modernos que requieren la atención y esparcimiento del turista internacional. Otro asunto a tener en cuenta es el contrato de exclusividad que tiene Baluma S.A., propietaria del Hotel Enjoy, por el cual el Estado se obligó a no otorgar nuevas concesiones a personas físicas o jurídicas privadas durante la vigencia de la concesión, salvo que el eventual concesionario, además de cumplir con todas las exigencias del Decreto Nº 588/975 del 24 de julio de 1975, realice una inversión en moneda constante en un hotel de lujo, equivalente o superior a la que realizó BALUMA S.A. y pague también un canon anual equivalente o superior al que pague dicha empresa, ya que en caso que el Estado incumpla el contrato con Baluma S.A., nos podíamos enfrentar a un juicio millonario por violar las cláusulas previstas en dicho contrato.

Por todo lo expuesto y a efectos de dar claridad, certeza y garantías sobre qué proyecto se va a llevar a cabo en el predio donde funcionó el Hotel San Rafael se hace necesario instalar rápidamente una mesa de diálogo.

 

Sin otro particular, lo saluda muy atentamente.

Ing. Andrés Carrasco

Representante Nacional

Partido Independiente

 
A %d blogueros les gusta esto: