El senador del Partido Independiente Pablo Mieres llamará a las actuales autoridades del Banco de Previsión Social (BPS) a la Comisión de Asuntos Laborales del Senado para que expliquen la situación de las familias que, según sostiene, cobran asignaciones y no envían a sus hijos a centros de estudios.

Según Mieres, se trata de casi 10.000 familias.

El legislador entiende que se debe cumplir con la Ley que regula estas asignaciones, que establece que el pago de las asignaciones está condicionado al envío de los niños y adolescentes a algún centro de estudios de primaria o secundaria.

A %d blogueros les gusta esto: