El senador Pablo Mieres explica en su intervención del miércoles 15 en el Senado que el Partido Independiente con gusto votaría las solicitudes de venia para destituir a los generales si ellas estuvieran fundadas en la verdad, esto es, en el hecho de que el contenido de los fallos de los tribunales de honor es aberrante (al concluir que lo que hizo Gavazzo no afecta el honor de las Fuerzas Armadas).

Pero el pedido del gobierno está fundado en una mentira (que los generales no comunicaron las confesiones de Gavazzo al superior) y acá todos sabemos que eso no es verdad, ellos lo comunicaron al superior. Pero el presidente de la República no puede fundarse en la verdadera razón porque él homologó en febrero esos fallos aberrantes, que solo se conocieron cuando una investigación periodística se publicó y recién entonces decidió actuar.

A %d blogueros les gusta esto: