Compromiso con el país: Un cambio hacia adelante

,
Compromiso con el país: Un cambio hacia adelante

Pablo Mieres

El acuerdo programático firmado entre cinco partidos de oposición expresa, de manera unívoca, un proyecto de cambio con contenidos concretos que garantizan que el cambio sea un cambio hacia adelante, sin retrocesos ni señales conservadoras.

Es una propuesta con una firme convicción de preservación de los derechos de los más débiles. Expresamente se manifiesta el compromiso de no retroceder en los derechos consagrados a las minorías y a los sectores más discriminados. También se expresa con meridiana claridad el compromiso activo por avanzar en la búsqueda de los desaparecidos para obtener la verdad y zanjar la deuda ética que nuestro país mantiene con su propia historia.

El documento expresa con contundencia las líneas generales de una profunda transformación educativa, con objetivos e instrumentos bien definidos y con una mirada muy consistente con los documentos desarrollados por EDUY21.

El capítulo referido a las políticas sociales es muy contundente en ratificar que habrá políticas sociales potentes, con énfasis en la primera infancia y con una orientación muy clara en el sentido de responder a las carencias de los más excluidos.

También existen propuestas muy concretas para recuperar el equilibrio macroeconómico sobre la base de la reducción del gasto público (sin afectación del gasto social) y con una profunda reforma del Estado y de las empresas públicas para transformarlos en instrumentos de apoyo al crecimiento del aparato productivo, recuperando la competitividad y el empleo, mediante la reducción del peso de las tarifas públicas.

En igual sentido, los contenidos del capítulo sobre inserción internacional garantizan la orientación hacia la mejora de la competitividad de nuestros productos exportables.

Hay un capítulo dirigido a las micro y pequeñas empresas con impulso de algunas reformas tributarias fundamentales para que estas unidades productivas puedan crecer y aumentar su oferta laboral.

El capítulo referido a la seguridad incluye la urgente necesidad de recuperar el control del territorio por parte de la policía, desarrollando la policía de cercanía y proporcionándoles el respaldo político imprescindible. No hay incremento de medidas punitivas y hay una propuesta de reforma penitenciaria plenamente compartible, buscando la rehabilitación del mayor número posible de las personas privadas de libertad.

En materia de relaciones laborales se ratifica la continuidad de los Consejos de Salarios en su debida extensión y la importancia de los mecanismos de negociación colectiva. Un Estado árbitro que recupere su capacidad de ser confiable para todas las partes.

El capítulo ambiental da señales claras de que se quiere reforzar el papel institucional del cuidado del medio ambiente, incluyendo la necesidad de consagrar la creación de un Ministerio específico al respecto.

Nadie que lea este documento de buena fe, puede razonablemente sostener de que se trate de una propuesta programática conservadora, de derecha o que busca el retroceso en materia de las conquistas sociales.

Es más, unos cuantos dirigentes del Frente Amplio, en su desesperación por descalificar a la propuesta de la coalición opositora, le han asignado contenidos que no tiene o se han señalado ausencias que, sin embargo, están presentes en el documento.

Es tan bueno el contenido de “Compromiso por el país” que el único argumento que les queda es acusar a quienes firmamos este documento, de que no cumpliremos con lo acordado. Triste recurso, poco creíble y débil.

El panorama está muy claro. 

Mientras desde los partidos del cambio se presenta un documento serio, profundo y positivo, con un proyecto de cambio que en nada se puede señalar como conservador; del lado del Frente Amplio se nos reafirma, cada vez más, que la propuesta es el continuismo más extremo y completo. La integración del gabinete ministerial que se anuncia es el continuismo recargado en su máxima expresión. Lo que es la demostración más cabal y definitiva de que el Frente Amplio no ha sintonizado con los reclamos de cambio que manifiestan los ciudadanos. 

La alternancia asoma con vigor en el horizonte y no es precisamente el retorno de la otra mitad, sino un tiempo de pluralismo y de cambios con vocación social y sensatez.

Habilidades

Publicado el

noviembre 11, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: