Con la pala al hombro

En política como en la vida, las etiquetas nos simplifican los mensajes y las utilizamos para rápidamente asociar ideas para saber de qué estamos hablando. Cuando luchamos por una causa y queremos tener éxito, le ponemos un nombre. No hay campaña sin título y de la misma manera no hay grupos políticos sin nombre o slogan. Lo lamentable en algunos casos es que esa función marketinera y asociativa se haga con mensajes irresponsables.

Es irresponsable impulsar una campaña de reforma constitucional que sabemos perdura en el tiempo y no soluciona causas de fondo, apelando al miedo y desesperación inmediata de las personas.

Es irresponsable largar una candidatura con la pala al hombro cavando la grieta. “Mano dura y plomo” habla de ellos y de nosotros. Habla de la marginalidad y la pobreza como sinónimo de delincuencia. “Lúmpenes” es el término que utiliza despectivamente quien la promueve para hablar de los delincuentes. Parece obvio aclarar que los delincuentes son quienes cometen delitos, mientras que la gente pobre o marginada es la que la pelea para subsistir y salir adelante. Parece obvio aclarar que los delincuentes también son los de más arriba, y créanme que ellos nos afectan mucho más y no nos indignamos tanto.

Es irresponsable caer con un discurso de descreimiento en la política y sin embargo elegir participar en la misma. Hacerlo además con promesas irrealizables que enamorarían a cualquiera.

Bienvenida toda diversidad de opciones a la arena política, pero no comiencen mintiéndole a la gente con un discurso fácil, generando falsas ilusiones con candidatos populistas.

Los mensajes despectivos, el pararse en la vereda de en frente en lugar de ponerse en los zapatos del otro, ver la realidad en términos de buenos y malos, es mucho más que irresponsable. Es dividir desde el rencor y generar sentimientos negativos entre la gente. Hacer política de forma destructiva es una opción, así no se construye Uruguay, yo prefiero otro camino.

Habilidades

Publicado el

junio 18, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: