La confianza se gana

En esta campaña electoral estamos asistiendo a curiosos movimientos y discursos camaleónicos. Algunos partidos políticos, o sectores de los mismos, intentan posicionarse en el lugar en que siempre estuvo el Partido Independiente. El lugar que se identifica con la socialdemocracia, con la centroizquierda, desde el cual sus legisladores han trabajado y actuado con absoluta coherencia y solidez conceptual e ideológica, cumpliendo con sus funciones parlamentarias.

El Partido Independiente no tiene discursos oportunistas, tiene trayectoria; tiene legisladores preparados, capaces y comprometidos que prueban la coherencia y el esfuerzo en el trabajo responsable que han llevado adelante en los tres períodos parlamentarios en los que les tocó representarnos, cumpliendo con la tarea para la que fueron votados. Solo a modo de ejemplo, con un senador y tres diputados en el último período, la bancada presentó 56 proyectos de ley y realizó 114 pedidos de informes; han llevado adelante interpelaciones y presentado denuncias penales. Además, esta bancada tiene un 95% de asistencia a plenarios y comisiones parlamentarias y el menor número de pedidos de licencia.

Los representantes del Partido Independiente son ejemplo de probidad y productividad parlamentaria. Los hechos lo demuestran y los respaldan.

Desde su creación, hace 17 años, el partido ha tenido una creciente representación parlamentaria que ha marcado su posición de compromiso con los valores socialdemócratas en ese ámbito.

Si ahora otros quieren ocupar este lugar, por algo será.

Claramente el Partido Independiente está haciendo las cosas bien.

Entonces uno se pregunta, al momento de dar el voto a quienes nos van a representar durante los próximos cinco años en el parlamento, ¿arriesgamos dárselo a quienes aparecen con un discurso renovado, pero no tienen una trayectoria que respalde ese discurso? (ni la persona ni el partido al que representa la tienen en este sentido).

¿O le damos la oportunidad de seguir creciendo al partido, y a las personas, que nos vienen demostrando solidez, compromiso, integridad y defensa de la transparencia en la gestión pública?

En octubre votamos el parlamento que va a representarnos por los próximos cinco años. Debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos al momento de hacer uso de nuestro derecho a voto.

Fortalecer la bancada del Partido Independiente es asegurar que se lleven adelante las acciones necesarias para lograr la integración social, la reforma educativa imprescindible, la mejora urgente en la gestión de la seguridad (unido a esto, la reforma en la gestión de las cárceles), la mejora de la competitividad y el desarrollo productivo, entre tantas otras cosas.

En el Partido Independiente hay un gran equipo de hombres y mujeres preparados, capaces, trabajadores y con experiencia. Y que, además, son personas confiables, sensibles, comprometidas con la problemática de los sectores más vulnerados; personas con las que nos podemos sentir identificados, cercanos.

No compremos espejitos de colores. Votemos la garantía del cambio.

Habilidades

Publicado el

agosto 20, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: