La transparencia no es oportunismo

,
La transparencia no es oportunismo

El 9 de setiembre de 2017, Raúl Sendic anunció en un Plenario del Frente Amplio, su fuerza política, que renunciaría a su cargo de Vicepresidente de la República Oriental del Uruguay.

Días antes, el propio tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, por unanimidad de sus miembros, había emitido un fallo durísimo y categórico en su contra, en donde indicaba, entre otras apreciaciones, el “modo de proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos”. Sin embargo, aunque mucho se hablaba del tema y muchas eran las especulaciones en cuanto a qué posición tomaría el propio Frente Amplio, pocas fueron las realidades. En otras palabras: mucho ruido y pocas nueces. El Plenario del Frente Amplio consideró la renuncia como el punto final del tema, para que la ciudadanía lo diera por terminado.

Medio año después, el fiscal Pacheco pidió el procesamiento de Raúl Sendic por abuso de funciones y peculado, malversación de fondos públicos, asunto que finalmente fue confirmado por la jueza Larrieu.

Simultáneamente, el Partido Independiente presentó una denuncia contra el senador De León por el uso indebido de tarjetas corporativas de ALUR, empresa pública de derecho privado, cuyo capital pertenece en casi un 91% a ANCAP, es decir, a todos los uruguayos. En este caso, el entonces fiscal Pacheco también dictaminó “uso discrecional de la tarjeta” y que De León “ha incurrido en conductas contrarias al principio de probidad en la función pública por una despreocupada administración de dineros que en un 90,79% se trataba de dineros públicos”. A pesar de ello, el caso se archivó porque no existía reglamentación para el uso de tarjetas, ni se exigía la presentación de los comprobantes de pagos. Algo insólito en la administración del dinero de todos los uruguayos.

En todo este tiempo el Frente Amplio se ha ido en habladurías, sin abordar el tema de fondo seriamente frente a estos casos de corrupción. No solo no ha expulsado de la fuerza política a los involucrados, ni siquiera ha puesto en consideración el tema. Y eso es lo que a nuestro juicio debe hacer un partido político como reacción inmediata ante claros hechos de corrupción. Se debe erradicar a los corruptos de la política y de los partidos políticos que se precien de defensores de la transparencia, la ética y la moral.

Hoy se especula con lo que pueda pasar en el próximo Congreso del Frente Amplio y de la posible inhabilitación de Raúl Sendic y Leonardo De León a comparecer en las próximas elecciones bajo este lema, como candidatos de su sector político: la lista 711. Creemos que un hecho de esta envergadura es tardío a todas luces y contiene un tinte de especulación política que hace mal a un tema tan delicado. Sin lugar a dudas, está presente el rechazo popular que estas dos figuras han cosechado en este último año y medio y la especulación electoralista manifestada es de lo más bajo que se pueda ofrecer. El Frente Amplio no tiene la convicción como fuerza política de cómo actuar en la materia y ha mostrado un manejo de la situación totalmente carente de transparencia, aunque con mucho oportunismo. Se debería haber actuado con celeridad y firmeza en el momento indicado. Después no solo es tarde sino que es tramposo y engañoso en su encuadre mediático.

Estamos convencidos de que lo que se haga desde ahora y de cara a las próximas elecciones no debería desteñir las manchas de la falta de ética y transparencia que hicieron trizas gran parte de las banderas con las que el Frente Amplio llegó al poder. Hay que decirlo bien claro a la ciudadanía: esto no es trabajar en favor de la transparencia sino en favor de los réditos políticos.

Si el Frente Amplio realmente quiere trabajar para una política más transparente, me pregunto: ¿por qué no votó hace muy poco en el Parlamento la continuidad de la Comisión Investigadora de ASSE? ¿Saben por qué? Porque nuevamente especularon políticamente y les explotaba la olla a pocos meses de las próximas elecciones internas, en pleno año electoral. ¿Por qué no votaron el juicio político a De León? ¿Por qué no votaron la Comisión Investigadora por el caso Placeres – Envidrio – Ebigold – Alenvidrio? Ni siquiera votaron la Comisión Preinvestigadora sobre este tema.

Lamentablemente, vemos como una vez más no se quieren tratar temas tan delicados y fundamentales para el país como la transparencia, los manejos de los dineros públicos y la lucha contra la corrupción. Desde el Partido Independiente creemos que este es un tema central, que debe ser abordado con madurez, rigurosidad y convicción. En febrero de este año, le presentamos a la Sra. Lucía Topolanski (Presidente de la Asamblea General) una serie de medidas que entendemos cruciales, tendientes a mejorar el trabajo en la materia, para que sean llevadas adelante de forma inmediata, con una simple implementación. Desde entonces esas medidas duermen en el cajón de su escritorio, sin novedades al respecto.

Ing. Andrés CARRASCO

PARTIDO INDEPENDIENTE

Diputado por Maldonado

A %d blogueros les gusta esto: