Somos La Alternativa

Pablo Mieres

El miércoles 28 de noviembre, en una sala del Palacio Legislativo repleta y llena de entusiasmo y alegría, nació LA ALTERNATIVA. Nuestra propuesta para cambiar el gobierno y concretar los cambios que el país necesita con urgencia.

Navegantes, Batllistas Orejanos, Avanza País y el Partido Independiente fundamos una coalición que le ofrecerá a los uruguayos una nueva esperanza de cambio. Una opción de centro izquierda, con sensibilidad social, radicalmente democrática y con la bandera de recuperar la confianza de los ciudadanos en la política impulsando una propuesta de transparencia y ética en la gestión pública.

Queremos y podemos cambiar este país, reformando de una vez por todas la educación, recuperando la seguridad, transformando el Estado para ponerlo al servicio de los ciudadanos, reformulando las políticas sociales, recuperando la competitividad y el empleo. Todos estos objetivos se pueden alcanzar.

Tenemos equipos técnicos de primer nivel, tenemos la convicción y los principios para impulsar estas transformaciones. Somos la mejor alternativa de cambio para el país.

Es imprescindible, en esta realidad de escepticismo y frustración, ante la creciente distancia de la gente con respecto a la política, construir una nueva esperanza, recuperar la credibilidad y la confianza ciudadana en forma conjunta con aquellos que quieren un país mejor.

Estamos asistiendo al final de un ciclo. El Frente Amplio está agotado y, además, está dominado fuertemente por una concepción política dogmática, anacrónica cada vez con mayor peso dentro del partido de gobierno. Por su parte, el gobierno exhibe una falta total de reflejos, le falta un año y medio y está terminado; además está encerrado, enojado y sin poder.

Esta semana que terminó fue una acabada muestra del estado de crisis del gobierno. Un acto de inauguración se convierte en el escenario de abuso de poder de parte de las autoridades reprimiendo una protesta pacífica, dos o tres días después se hace público que un homicidio de un preso a manos de la guardia policial se quiso hacer pasar por un ajuste de cuentas entre presos y para terminar la semana, todos los uruguayos vimos, atónitos, como un pequeño grupo de violentos encapuchados hicieron y deshicieron a su antojo rompiendo todo lo que tenían delante en una manifestación ante una policía que no tenía orden de actuar. Una catástrofe completa que demuestra hasta qué punto este es un gobierno que no tiene nada más que aportar o resolver.

Si quedara alguna duda, estamos cansados de escuchar en estos últimos días al Ministro de Economía indicarnos qué es lo que hay que hacer, como si fuera un analista especializado en vez de ser el responsable de tomar las decisiones sobre la economía del país.

A pesar de esta sensación de agotamiento que se acrecienta día a día, el Frente Amplio reivindica y reclama la concreción de un cuarto gobierno. Por eso, el debate central de la disputa electoral del año próximo será entre continuidad o cambio.

De un lado el Frente Amplio desplegando todos los recursos que posee en el ejercicio del gobierno para aferrarse al poder “con uñas y dientes”. Del otro lado, los diferentes partidos de oposición ofreciendo diferentes alternativas de cambio.

Frente a esa disyuntiva central, no hay duda de que LA ALTERNATIVA está del lado del cambio. Nos presentamos ante los ciudadanos como la mejor opción para sustituir al Frente Amplio en el gobierno.

Justamente, ese es el otro gran debate de la campaña electoral de 2019. El debate entre las diferentes opciones de cambio. Nosotros somos el cambio sin volver atrás. Vamos a debatir con los partidos tradicionales, con blancos y colorados, para demostrar a los ciudadanos que el cambio hacia el futuro, el cambio hacia adelante es el que proponemos nosotros.

Al debate entre continuidad y cambio se agrega el debate entre el cambio hacia adelante o la restauración de un pasado que tampoco queremos reiterar. Por eso, como hemos dicho, somos una opción de gobierno, estamos preparados para gobernar.

Los tiempos que vienen son tiempos en los que el que gane, sea quien sea, deberá buscar acuerdos porque no podrá gobernar solo. Tenemos claro que habrá que dialogar y buscar entendimientos entre diferentes partidos para sacar adelante el país. Pero de aquí a fines del año que viene es tiempo de competencia y de demostrar cuál es la mejor alternativa.

No existe la oposición, existen diferentes alternativas de oposición, es un falso planteo la propuesta de la unidad opositora, como si todos fuéramos iguales. La ciudadanía deberá elegir con libertad entre las distintas propuestas, la continuidad o las diferentes alternativas de cambio y luego será el tiempo de acordar para hacer posible la gobernabilidad.

Pero ahora es tiempo de competencia, de debate, de propuestas y de convencer a los ciudadanos de que somos la mejor alternativa para el futuro.

LA ALTERNATIVA es el resultado de un encuentro verdadero de coincidencias con coherencia entre sectores que mantenemos nuestras señas de identidad, nuestra historia y nuestras especificidades, pero coincidimos en valores, principios y programa para gobernar.

Tenemos la convicción de que esta es la opción del cambio en nuestro país, es la hora de demostrarlo en el diálogo con los ciudadanos, a ello destinaremos toda nuestra energía.

A %d blogueros les gusta esto: