¡¡¡Todo el mundo a votar!!!

Falta una semana para las elecciones internas y tenemos que estar!! Porque en tiempos de candidatos inescrupulosos, paracaidistas de billetera abultada con ideas marketineras y llenas de humo, quienes amamos y entendemos la política como una actividad ciudadana de servicio tenemos la obligación de ir a votar el domingo 30 de junio como una señal de reivindicación de la política de verdad.

Porque la política no es ni más ni menos que la actividad que nos permite generar los acuerdos que necesitamos para convivir en sociedad.

Así que tenemos que animarnos y animar no solo a ir el 30 de junio, sino a meternos en la política, con la política, a ser parte de esas decisiones, de esos acuerdos que como sociedad debemos encarar en algunos temas clave.

Por ejemplo, en Educación, donde o cambiamos o ¡¡estamos fritos!!

No podemos acostumbrarnos, ni mucho menos resignarnos, a que el abandono, el rezago y los bajos índices de egreso sean el común denominador de un sistema institucionalmente fragmentado, y cuya estructura y organización de gobierno debe ser modificada radicalmente.

Si miramos para el área de Vivienda, vemos más de lo mismo. Mientras fue oposición, el Frente Amplio se pasó reivindicando una política de Estado que diera solución a la emergencia y déficit habitacional con décadas de historia en el país. La reivindicación era justa, porque los gobiernos de los partidos Colorado y Nacional llevaron adelante políticas inconsistentes de tono clientelar que solo agravaron la situación. 

Sin embargo, en sus 15 años de gobierno con mayorías absolutas y plata en el bolsillo, quienes reclamaban con dureza y justicia una política de Estado en materia de vivienda no avanzaron nada, no lograron mover la aguja.

Y entonces ahí tenemos a 200.000 personas que viven en 600 asentamientos informales donde el saneamiento brilla por su ausencia, la conexión eléctrica mete miedo y la inseguridad también es moneda corriente.

Para cambiar estas realidades necesitamos un Estado potente, decidido, ágil, que regule, controle, ejecute, y que lo haga con transparencia. La transparencia en la gestión pública no es materia negociable para los independientes.

Hace 16 años y medio fundamos el Partido Independiente con el compromiso de poner en el centro de nuestra vida política las necesidades de la gente y la incansable búsqueda de soluciones, en el marco de la construcción de una sociedad justa, equitativa, con oportunidades de desarrollo y mejor calidad de vida para todos.

Iniciamos nuestro camino en aquel momento difícil que vivía el país sin agarrar por la “cortada” de llegada rápida a las comodidades del poder, y lo hicimos convencidos que estábamos haciendo lo que había que hacer. La honestidad, la transparencia, el compromiso con los “sin voz”; y la política cimentada en valores de libertad, justicia social y solidaridad, son nuestro sello de identidad, y creemos que esta forma de hacer política es la que el Uruguay necesita.

16 años después seguimos en ese trillo con los mismos valores, el mismo norte y las mismas convicciones; por eso te pido que nos acompañes y comencemos juntos a cambiar el país mirando hacia adelante.

¡¡Se puede!! Y ese cambio empieza el próximo domingo 30 de junio.

Habilidades

Publicado el

junio 24, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: