Mariana Méndez. Portada Columna Opinión

Escribe: Mariana Méndez, presidenta de la Corriente Integradora. Integrante de la Mesa Ejecutiva Nacional y asesora en Comunidad y Territorio de Secan.

Fueron años muy duros. Pandemia mediante, retomar las actividades habituales hasta llegar a la normalidad fue un gran desafío para todos. Nos adaptamos a una comunicación a distancia para no estar tan lejos. Sabemos que aún adaptándonos a estos cambios, extrañamos las reuniones presenciales, el intercambio con compañeros y compañeras. Ahora es necesario retomar todo lo postergado.

Hemos reflexionado sobre la necesidad de establecer vínculos humanos participativos, desde un espacio político que tenga ideas claras, fundamentación de sus propuestas y objetivos para mejorar la sociedad uruguaya.

Desde la Corriente Integradora, un espacio del Partido Independiente donde acercamos a compañeros de todo el país, con visión social, ambientalista y participativa, nos hemos comprometido con estos propósitos y lo hemos demostrado.

La militancia ha cambiado con los años, necesitamos volver a conversar con los vecinos y vecinas, conocer lo que realmente preocupa, lo que se quiere modificar, los proyectos ciudadanos y proyectos ambientales. Conozcamos lo que piensan y sienten nuestra juventud. Los temas de relevancia y de urgencia para ellos. Sus dudas y sus motivaciones.

El verdadero compromiso para el país empieza con la participación de todos.
Para comenzar, el diálogo no es en principio una cuestión de contenidos (qué pensar de…), sino de temas (sobre qué pensar). La disposición de todos para escuchar diferentes puntos de vista, aprender de ellos, transmitir valores y saberes desde el compañerismo y compromiso, esa es la militancia que tiene que estar presente y crecer cada día más.

Cuando entendamos que todos queremos lo mejor para el país y su gente, es cuando realmente se contempla que las diferencias enriquecen, si en ellas prima el respeto.

La militancia no tiene que transformarse en una oposición constante y confrontación a todas las ideas que no sean propias. Eso no es un avance, es un retroceso que perjudica a toda la sociedad y solo incrementa más las divisiones. Construyen murallas.

Nuestro partido, un partido de puertas abiertas, tiene que promover cada día más la descentralización de la política, llegando a todo el territorio nacional. Tenemos que seguir las recorridas por todos los departamentos para conocer las realidades locales y recabar todas las inquietudes.

Hay que seguir trabajando siempre con convicción.
Volvamos a sentirnos parte.
Retomemos la militancia, esa que no necesita mentiras ni genera miedos.
La que sueña,
la que proyecta,
la que ve un futuro mejor.
Esa que día a día se compromete por el otro.
La misma que formamos parte y que hoy es necesario rescatar juntos.
Por los que vienen, siguiendo nuestros pasos.
Por los jóvenes, que son nuestro presente y futuro. ¡Por ellos y por todos!
A rescatar ideas
Rescatar el verdadero sentir y orgullo ser parte de los cambios.
Somos parte de la construcción de un país mejor para todos.